top of page

Manuela Velasco

LasHijasDelJazz

by Omar Ayyashi

MVelasco1.jpg
MVelasco2.jpg

¡Dejadnos     probar!     
¡Dejadnos     aprender!     
¿Habéis nacido   vosotros   enseñados?  
¿Cómo   hemos   de   realizar obra  alguna  si  se  nos  cierran  sistemáticamente  las  puertas del   conocimiento?   
¡Hasta  que  el  niño  habla,  no se  sabe  si  puede  hablar!
Señoras mías, mujeres de España: Estamos en abril de 1920. Oficialmente,  hace  más  de  año  y  medio  que  terminó  la guerra;  
pero  efectivamente,  sigue  la  humanidad  en  lucha. 
Aquella  gran  pelea  de  naciones,  provocada  por  egoísmos, inconsciencias,  imperialismos  desesperados  y  desaforados militarismos,   ha   hecho   de   tal   modo   añicos   todas   las normas  embusteras  de  una  civilización  artificial,  que  en este  instante  la  humanidad  no  tiene,  en  realidad,  sostén formal  a  que  acogerse.  
Seguimos barriendo las calles con escoba.
Antes de la guerra los derechos de las mujeres eran un problema mundial.
¿Sirven las mujeres para tan importantes cosas como los hombres?
Y mujeres guían los coches, cobran en los tranvías y han recogido cosechas y han hecho la vendimia.
Ellas están salvando la vida de la patria. Esto ha hecho la mujer moderna.
Las mujeres europeas se encontrarán solas con hijos que piden pan.
Se levantarán y ganarán con el sudor de su cuerpo y la agonía de su alma.
Cantarán una canción de cuna para que no llore el viejo o el niño que está a su lado.
Cara, como siempre, os habrá costado la igualdad conseguida.
Es preciso tener los medios para ser heroicas.
Hay que salir del círculo encantado. 
Desde que la primera mujer echó al segundo hombre al mundo, el porvenir de la humanidad está en sus manos.
Y está el mundo tan harto de sufrir.

 


Fragmentos de  “Cartas a las mujeres de españa” (1915)
Autores: María de la O Lejárraga y Gregorio Martínez Sierra
Versión libre: Victoria Mendizábal

ManuelaVelasco
00:00 / 02:08
bottom of page